Un poco sobre mi experiencia usando WordPress

Primero que todo, es importante contarles que existe WordPress.com y WordPress.org. Yo inicié con el primero pues al hacer una búsqueda sencilla en Google, es el primer resultado que aparece. Inicié en .com pero me pareció muy extraño que conforme editaba mi sitio web, me querían cobrar por algunos extras para personalizar mi sitio. Me pareció extraño pues tenía entendido que WordPress es un gestor de código abierto, y así es. Investigué un poco más, y me enteré que ambos son lo mismo, pero WordPress.com es un servicio en el que entras y el sofware ya está instalado, si no quieres no tienes que comprar un dominio y además te dan hospedaje. En el caso de .org, tienes que instalar vos mismo, comprar un dominio y hospedaje. Al principio .com puede sonar tentador, pero dependiendo de lo que quieres hacer con tu sitio no es tan funcional. A continuación algunos datos sobre ambas opciones:

WordPress.com

  • Para comenzar a usarlo sólo es necesario crear una cuenta.
  • Al iniciar se tiene un dominio, pero con la siguiente estructura: http://nombre del sitio.wordpress.com, es decir, no se tiene un dominio personalizado (lo cual afecta la indexación en Google, entre otras cosas).
  • Sólo se puede elegir entre algunos temas disponibles, pues cobran por utilizar los otros.
  • No se pueden instalar plugins, que son como “añadidos” para el sitio web. Por ejemplo los formularios de contacto y los chats se instalan por medio de plugins.
  • WordPress.com está sostenido por una empresa con fines de lucro, por lo cual hay publicidad y el propietario del sitio no tendrá un control total sobre el mismo, por ejemplo no puede instalar Google Analytics.
  • No es necesario darle mantenimiento, pues quienes están detrás de esto se encargan de ello.
  • También descubrí que migrar de WordPress.com a WordPress.org es un proceso costoso y que sólo se puede hacer a través de ciertas compañías de hosting, es decir, no se tiene libertad para contratar a quien hospedará nuestro sitio.

WordPress.org

  • Se descarga gratuitamente y se puede alterar sin limitaciones, instalar plugins y temas sin problema. Algunas compañías diseñan temas que cobran, pero hay tanta variedad en lo gratuito que a mi parecer no es necesario pagar.
  • Hay que adquirir un dominio y hospedaje web.
  • Tienes que dar el mantenimiento vos mismo, pero normalmente las compañías que brindan hospedaje incluyen este servicio en sus paquetes.
  • Se puede instalar Google Analytics.
  • No hay publicidad a menos de que el propietario la ponga el mismo.
  • Se pueden migrar los datos sin pagar

Entonces, aprovechando que aún no tenía contenido en mi sitio en WordPress.com, decidí pasarme a .org, pues si quería tener un control total sobre mi producto. Lo primero que hice fue buscar una compañía de hosting, y por facilidad busqué una que de paso me permitiera generar mi dominio. También leí reviews sobre la compañía (calidad del soporte, velocidad del sitio, seriedad, servidores cercanos a mi ubicación, cantidad de cuentas de correo electrónico) también analicé relaciones calidad-precio y contraté una compañía que me ha funcionado hasta el momento y que tienen soporte por medio de chat. Realmente el soporte lo usé cuando comencé a montar el sitio y estaba llena de dudas, pues posterior a esto no me ha sido necesario. Pero puedo decir que el soporte por chat es excelente pues es en tiempo real.

Seguidamente, he estado usando WordPress desde hace ya varios meses y puedo decir que los sitios son fáciles de actualizar y manejar, la herramienta está disponible en español, hay muchísima documentación en español disponible en internet, también hay comunidades de ayuda, puedo tener muchos datos interesantes por medio de Google Analytics y lo mejor es que todo es muy editable. Es un software que realmente recomiendo.

Para terminar, aclaro que WordPress.com puede ser una buena opción para un sitio sencillo, un trabajo de la universidad o algo temporal que no sea muy ambicioso. En mi caso no lo consideré pues quería personalizar una plantilla y manejarla a mi antojo lo máximo posible, entonces, si me quedaba en .com iba a terminar invirtiendo más dinero y con las manos atadas en algunas cosas.

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *